Estudio Bíblico

José Luis Cinalli

Preocuparse no cambia nada, pero confiar en Dios lo cambia todo